Un canto a la hermandad entre Cuba y Paraguay

 

“La Dra. Ana Sánchez Collazo recibe el pabellón patrio paraguayo entregado por el embajador Cano, quien se encuentra a su izquierda. A la derecha le acompaña el Dr. Pedro Pablo Rodríguez. En la otra punta de la mesa el Dr. Sergio Guerra Vilaboy”. Foto: Del Autor

 

Por Hassan Pérez Casabona

Acercarse a la historia de los pueblos, y de sus grandes personalidades, es una aventura pletórica de emociones mediante la cual, con independencia del camino que se transite, invariablemente crecemos. Desandar esas páginas, y el enorme acervo contenido en ellas, nos permite redescubrir acontecimientos junto a hombres y mujeres de carne y hueso, sin los cuales no seríamos en modo alguno quienes somos hoy.

Es una travesía fabulosa mediante la cual se revelan rostros, hechos y procesos que se entretejen, confirmando el carácter simbólico de nuestro pasado. La fortaleza de ese viaje a los orígenes estriba (es algo que por fortuna se comprende cada vez con mayor claridad) en dibujar los contornos de cada cual desde la amplia policromía inherente a la actividad humana, alejándonos de los retratos ramplones y edulcorados en los que cada perfil se traza de forma idílica, a la usanza de los cuentos de hadas y no contemplando la crudeza de lo sucedido. continue reading…