Jorge Núñez Sánchez*

Casi a la par de los noventa años de vida de Fidel Castro, Cuba conmemora el centenario del nacimiento de su afamado historiador Francisco Pividal Padrón, uno de los mayores especialistas en el conocimiento de la vida, obra y pensamiento del Libertador Simón Bolívar.

 

Nacido en Calimete, Cuba, el 23 de agosto de 1916, Pividal fue ante todo un maestro, profesión para la que se formó en Cuba, donde se inició también como periodista y se graduó como abogado. Por su prestigio fue luego contratado para trabajar en liceos de Venezuela, donde fue también profesor de la Escuela de Aviación Militar y terminó convirtiéndose en Director y propietario del Liceo Panamericano, de Maracay.

 

Y en aquel momento irrumpieron en la historia de Cuba el Movimiento 26 de julio y su líder Fidel Castro. Pividal adhirió de inmediato a esta causa y organizó en Venezuela el Comité en el Exilio del  M-26-7, con 36 seccionales en el país, a través de las cuales recaudó fondos y recursos para el Ejército Rebelde que luchaba en la Sierra Maestra. Así llegó a Cuba el primer transmisor de Radio Rebelde y, más tarde, un cargamento de armas nuevas donado a los revolucionarios por el gobierno de Venezuela.

 

Pividal fue luego Embajador de la Cuba Revolucionaria en Venezuela y otros países del mundo, destacándose por su actividad y altas dotes intelectuales. Y luego ejerció el Secretariado del Movimiento Cubano por la Paz y Soberanía de los Pueblos, y otras funciones internacionales.

 

Pero lo más destacado de su labor intelectual estuvo sin duda en el campo de la historia, donde fue investigador y escritor de fama, profesor universitario, autor de cientos de artículos y conferencista invitado por universidades y centros académicos de numerosos países. Y fue natural que este cubano sabio y simpático tuviera amigos y admiradores en casi todo el mundo, pero en especial en nuestra América.

 

Bolivariano y martiano a la vez, se convirtió en el más grande estudioso de la obra de Bolívar, que llegó a conocer como nadie. De ahí salieron varios memorables libros suyos, como el afamado “Bolívar: pensamiento precursor del antimperialismo”, que ganara en 1977 el Premio Casa de las Américas.

 

No fue casual que cuando Gabriel García Márquez decidiera escribir “El General en su laberinto”, haya buscado a Pividal para conversar largamente con él sobre el perfil político y humano del inmenso personaje cuya vida deseaba novelar.

 

Pividal fue también un hombre clave en la vida de la Asociación de Historiadores Latinoamericanos y del Caribe (ADHILAC), fundada en México en 1974. La vida de esta entidad cambió a partir de 1981, cuando se realizó en Quito su Tercer Encuentro, en el cual Pividal fue electo Presidente del Consejo Directivo Internacional y quien suscribe fue nombrado Secretario Ejecutivo.

 

La gran actividad de Pividal permitió organizar la ADHILAC en toda América Latina y realizar un formidable Cuarto Encuentro en Bayamo, Cuba, en 1983, donde ambos fuimos reelectos, y luego un Quinto Encuentro en Sao Paulo, Brasil, en 1990, en el cual fui designado Presidente.

 

En 1997, Pividal fue designado Profesor de Mérito de la Universidad de La Habana, alta distinción que concede esa casa de estudios a quienes se han “distinguido por su dedicación ejemplar en las actividades  académicas”.

 

Francisco Pividal, el maestro en ciencia bolivariana, murió en la Habana, el 9 de Julio de 1997. Rendimos homenaje a su memoria.

 

Bolivar Pensamiento Precursor del Antiimperialismo – Francisco PIVIDAL

 

NOTA

* Director de la Academia de Historia de Ecuador.

Fuente: El Telégrafo de Ecuador  www.eltelegrafo.com.ec  25 de agosto de 2016.

Publicado por ADHILAC Internacional © www.adhilac.com.ar

Si Ud. desea asociarse de acuerdo a los Estatutos de ADHILAC (ver) complete el siguiente formulario (ver)

E-mail: info@adhilac.com.ar

Twitter: @AdhilacInfo