La Habana. Febrero 2018

NOTAS DE PRENSA:

Recibe el Doctor Sergio Guerra el Premio Nacional de Ciencias Sociales

El prestigioso investigador mereció el alto reconocimiento “por haber desarrollado durante 46 años una investigación de alcance regional, que ha develado aspectos esenciales de las raíces históricas de nuestra América, observándola en lo que puede ilustrar los desafíos actuales, integrando al análisis los aportes del Caribe y Cuba”

Por IRENE IZQUIERDO

 

El Doctor en Filosofía (PhD),  Profesor Titular y jefe del Departamento de Historia de la Universidad de La Habana, Sergio Guerra Vilaboy, recibió este viernes el Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanísticas, como parte del programa correspondiente a la edición 27 de la Feria Internacional del Libro Cuba-2018.

Durante la ceremonia, efectuada en la sala Nicolás Guillén, de la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña, trascendió que el jurado, presidido por Eusebio Leal Spengler –lo integraron también Marlen Domínguez Hernández, Tania García Lorenzo, Mayda Álvarez Suárez y Antonio Aja Díaz- le otorgó el lauro, entre otros aspectos, “por haber desarrollado durante 46 años una investigación de alcance regional, que ha develado aspectos esenciales de las raíces históricas de nuestra América, observándola en lo que puede ilustrar los desafíos actuales, integrando al análisis los aportes del Caribe y Cuba”.

 

“Haber profesado la labor docente con constancia, compromiso y creatividad, desde el aula y desde las estructuras de dirección, a su vez por haber contribuido a la formación de estudiantes y público, a partir de la divulgación de sus resultados de investigación, y de la profundidad y alcance de su magisterio”.

 

Al pronunciar las palabras de elogio, Antonio Aja Díaz,  precisó que “al decir que es historiador y profesor de Historia de América de la Universidad de La Habana así, simplemente, reconocemos las cualidades de compromiso que encierra siempre más aún en este concurso del siglo XXI para el mundo y para Cuba.

“En la escuela de historia de los años 60 y mediados de los 70 se formó Sergio, en aquellos días, tal vez los más lindos de la Revolución Cubana y de su también revolución educacional […]; entonces la Universidad de La Habana se teñía de negra, de mestiza, de blanca, colores, procedencias sociales, ocupaciones y edades; todo eso dejó de significar para compartir espacios y tiempo en la Colina”.

 

La entrega del diploma correspondiente estuvo a cargo Abel Prieto Jiménez, ministro de Cultura, y Eusebio Leal Spengler, luego de lo cual Guerra Vilaboy agradeció al jurado la decisión y expresó que la mayoría de los premios entregados de 1996  -cuando se instauró-  han consagrado su quehacer intelectual a la historia de Cuba.

 

Agregó que, a diferencia de todos ellos, el centro de su trabajo es la enseñanza y la investigación de la historia de América Latina, a cuyos especialistas siente que, de algún modo, representa en esta ocasión.

 

“Mis inquietudes por el estudio de nuestra región  -dijo- se despertaron originalmente por la vocación latinoamericana de la Revolución Cubana, que en los años 60 nos atrapó cuando pensábamos que la Cordillera de los Andes se convertiría en la Sierra Maestra del continente”.

Fuente: habanaradio.cu

Sergio Guerra Vilaboy: “Mi generación tiene una vocación latinoamericanist

 

3 de febrero de 2018

Por: Gabriela Orihuela y Eliany Benito

 

En la tarde de este 3 de febrero el Doctor Sergio Guerra Vilaboy recibió oficialmente el Premio Nacional de Ciencias Sociales 2017, en el contexto de la 27 Feria Internacional del Libro Cuba 2018.

La actividad contó con la participación especial del Doctor Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad de La Habana y Presidente del Jurado; Abel Prieto Jiménez, Ministro de Cultura; Juan Rodríguez Cabrera, Presidente del Instituto Cubano del Libro, y Antonio Aja, miembro del Jurado.

El reconocimiento, concedido desde 1995 a los investigadores más destacados, avala los 46 años de investigación de alcance regional de Guerra Vilaboy, que han develado aspectos esenciales de las raíces históricas de nuestra América.

Según ratifica el acta del Jurado, Sergio Guerra Vilaboy es homenajeado por “haber profesado la labor docente con constancia, compromiso y creatividad, desde el aula y desde las estructuras de dirección, a su vez por haber contribuido a la formación de estudiantes y público, a partir de la divulgación de sus resultados de investigación, y de la profundidad y alcance de su magisterio”.

Antonio Aja tuvo a su cargo las palabras de elogio al Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanísticas 2017. Sobre este intelectual afirmó: “Cuando acepté ser jurado del premio de Ciencias Sociales no imaginaba tener que asumir este compromiso de decir estas palabras al premiado del 2017, el Doctor Sergio Guerra Vilaboy, a quien estimo y respeto por la integralidad de la obra de toda su vida. Al decir que es historiador y profesor de Historia de América de la Universidad de La Habana así, simplemente, reconocemos las cualidades de compromiso que encierra siempre más aun en este concurso del siglo XXI para el mundo y para Cuba”.

“En la escuela de historia de los años 60 y mediados de los 70 se formó Sergio, en aquellos días, tal vez los más lindos de la Revolución Cubana y de su también revolución educacional; entonces la Universidad de La Habana se teñía de negra, de mestiza, de blanca, colores, procedencias sociales, ocupaciones y edades; todo eso dejó de significar para compartir espacios y tiempo en la Colina”, evocó Aja.

También recordó que, en aquel entonces, la escuela de historia formaba parte de ese proceso de revolución iluminada donde, entre otros muchos valiosos colegas, surgieron las Doctoras Aurea Matilde Fernández y María del Carmen Barcia, y los Doctores Alberto Prieto y Oscar Zanetti, quienes contribuyeron a formar generaciones de historiadores.

Aja recordó unas certeras palabras de Sergio Guerra: “Mi generación tiene una vocación latinoamericanista y yo desde finales del 60 me propuse a estudiar la historia comparada de esta región, especialmente los procesos de independencia, porque mientras más leo me doy cuenta cuánto me falta por aprender”.

Sergio Guerra –aseveró- no solo es reconocido en nuestro país, internacionalmente atesora una amplia obra docente e investigativa en donde habría que mencionar más de 20 universidades e instituciones en una buena parte de nuestro continente y también en Europa donde ha dejado su huella.

“Recientemente leía una entrevista al Doctor Eusebio Leal donde afirmaba que no hay oficio más bello en el mundo que el de enseñar a todos. Decía que para poder guiar hay que ver y para poder dar hay que tener, porque nadie da lo que no tiene. El premio a Sergio Guerra Vilaboy es el resultado de su consagración a la investigación y la historia”, concluía Aja.

El Premio Nacional de Ciencias Sociales y Humanísticas 2017 confesó que al recibir la noticia del reconocimiento, luego del momentáneo desconcierto, sintió una extraña sensación de agradecimiento y de alegría: “Confieso que no estaba preparado para recibir este significativo reconocimiento, sin dudas el más importante para nuestra profesión en el país”. A continuación, recordó a la ya fallecida Doctora Aurea Matilde Fernández, gran pedagoga y quien lo nominaba “año tras año, como también algunas instituciones”.

“Todos los destacados historiadores que han recibido este galardón con anterioridad -desde los primeros entre 1996 y 1997, me refiero a Hortensia Pichardo, Julio Le Riverand, Jorge Ibarra, Estrella Rey, hasta el más reciente premio de Ciencias Sociales y Humanísticas otorgado a Eusebio Leal Spengler- han consagrado su quehacer intelectual a la historia de Cuba. A diferencia de todos ellos, el centro de mi trabajo es la enseñanza y la investigación de la historia de América Latina, a cuyos especialistas siento que de algún modo represento en esta ocasión. Mis inquietudes por el estudio de nuestra región se despertaron originalmente por la vocación latinoamericana de la Revolución Cubana, que en los años 60 nos atrapó cuando pensábamos que la Cordillera de los Andes se convertiría en la Sierra Maestra del continente”, expresó Guerra Vilaboy, quien hizo mención a la influencia que recibió de la obra de su “maestro y amigo Manuel Galich”.

Agradecimientos no podían faltar en esta larga y entregada carrera: al Jurado por otorgarle el galardón; a sus compañeros de trabajo en el Departamento de Historia de la Universidad de La Habana, a sus amigos y familiares, y a tantos otros que sin dudas, como él reconoció, forman parte de este premio.

Publicado por ADHILAC Internacional © www.adhilac.com.ar

Si Ud. desea asociarse de acuerdo a los Estatutos de ADHILAC (ver) complete el siguiente formulario (ver)

E-mail: info@adhilac.com.ar

Twitter: @AdhilacInfo