Por Sergio Guerra Vilaboy

Uno de los libros que más me ha impresionado es la Historia Contemporánea de América Latina (1969) –aparecida dos años antes en italiano- del historiador argentino Tulio Halperin Donghi. En 1971, cuando cursaba la carrera de Historia en la Universidad de La Habana, debí dar clases de Historia de América. Los libros a los que entonces tenía acceso eran muy descriptivos, como los manuales del chileno Diego Barros Arana o del peruano Luis Alberto Sánchez, que contaban la historia como una simple sucesión de acontecimientos políticos desordenados, atiborrados de nombres y fechas, sin interpretación. Un día, revisando la biblioteca de la Casa de las Américas, me topé con este libro de Halperin, entonces recién publicado, y a cuyo autor sólo conocería muchos años después. Su lectura me atrapó, a pesar de su enrevesada prosa, revelándome otra visión de la historia latinoamericana, muy original, pues comparaba procesos y combinaba hechos políticos con los socioeconómicos. Desde entonces no he dejado de recomendarlo a mis estudiantes.

Tulio Halperin Donghi (1926-2014), natural de La Plata (Argentina), se graduó en el Colegio Nacional (1944) y en la Universidad Nacional de Buenos Aires, centros educativos donde se tituló en derecho, filosofía y letras, así como de doctor en Historia (1955). Con posterioridad, cursó posgrados en París y Turín, que le permitieron profundizar en las concepciones teóricas y metodológicas de la llamada nueva historia.

Ejerció la docencia en las universidades de la Plata y en la de Buenos Aires, donde fue catedrático entre 1960 y 1966. También estuvo de Decano de la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario y se desempeñó como responsable de la Biblioteca del Pensamiento Argentino de la Editorial Ariel. Opuesto a la dictadura del general Juan Carlos Onganía (1966-1970), tuvo que exiliarse en los Estados Unidos (1967), donde ofreció cursos en Harvard y San Andrés hasta que desde 1971 fue contratado como docente en Berkeley (California), donde recibiría la condición de Profesor Emérito. En 1994 y 2004 obtuvo sendos Premios Konex de Platino en Historia y en 2014 la Mención Especial por su honrosa trayectoria en los mismos.

En su amplísima producción historiográfica no puedo dejar de mencionar El pensamiento de Echeverría (1951); Tradición política española e ideología revolucionaria de Mayo (1961); El revisionismo histórico argentino (1970); Revolución y Guerra. Formación de una elite dirigente en la Argentina criolla (1972); El ocaso del orden colonial en Hispanoamérica (1978); El ocaso de la Nación Argentina: El Peronismo bajo la lupa (1985): De la revolución de la independencia a la confederación rosista (1987): La larga agonía de la Argentina peronista(1994); Argentina en el callejón (1995): Proyecto y construcción de una Nación (1996);Argentina y la tormenta del mundo. (2000); La República imposible, 1930-1945 (2004); Son memorias (2008) y El enigma Belgrano: Un héroe para nuestro tiempo (2014).

Tuve la oportunidad de compartir con Tulio Halperin, ya octogenario, a principios de julio de 2010, durante las sesiones del congreso “Entre Imperio e Nacións: Iberoamérica e o Caribe ao redor de 1810”, organizado por Pilar Cagiao en la Coruña (Galicia, España), con el apoyo de la Universidad de Santiago de Compostela y la Cátedra Juana de Vega. En uno de los intermedios nos sentamos a conversar y le confesé mi admiración por su Historia Contemporánea de América Latina, que había publicado en Cuba sin su consentimiento en Edición Revolucionaria (1990). Se manifestó complacido con lo que había hecho y me contó que ese había sido el motivo del viaje que había realizado hacia poco tiempo a Cuba, en busca de un ejemplar de su propio libro, ocasión que aprovechó para encontrarse en Casa de las Américas con Roberto Fernández Retamar. Cuando falleció, cuatro años después, un periódico español sacó este comentario que comparto: “Pocas veces en la Argentina de hoy se da un consenso tan unánime en torno a una persona, viva o muerta. El historiador Tulio Halperin Donghi, antiperonista de toda la vida, falleció a los 88 años el pasado viernes en Berkeley (California) entre el reconocimiento y la admiración de sus compatriotas de todo signo político.”

INFORME FRACTO- Madre AMERICA- ARGENTINA. 3 de septiembre de 2019

Publicado por ADHILAC Internacional © www.adhilac.com.ar

Si Ud. desea asociarse de acuerdo a los Estatutos de ADHILAC (ver) complete el siguiente formulario (ver)

E-mail: info@adhilac.com.ar

Twitter: @AdhilacInfo