Por Sergio Guerra Vilaboy

A fines de 1990, cuando participaba en el Encuentro Internacional de la Asociación de Historiadores Latinoamericanos y del Caribe (ADHILAC) en Sao Paulo (Brasil), tuve la suerte de conocer a Jacob Gorender (1923-2013), leyenda viva del movimiento revolucionario brasileño, quien se había convertido, a pesar de carecer de títulos académicos, en un reconocido historiador. Sin conocerlo personalmente, lo mencionaba entre los líderes de la lucha armada contra la dictadura militar de su país en mi libro, Historia de Brasil, elaborada en colaboración con Alberto Prieto, y publicada en 1987.

Luego me visitó en el Departamento de Historia de la Universidad de La Habana, en julio de 1991, obsequiándome algunos de sus textos. Ya en nuestro primer encuentro en Sao Paulo, me había dedicado su libro, Combate nas Trevas. A Esquerda brasileira: das ilusoes perdidas a luta armada, editado originalmente en 1987, donde sobre la base de una rigurosa investigación histórica, ofrece detalles inéditos de los años duros de la lucha revolucionaria en Brasil, esclareciendo oscuros episodios como la muerte de Carlos Marighella. Como el propio Gorender confesara en una entrevista al historiador Mario Maestri: “El gran protagonista es la izquierda. No se trata de un libro de memorias. Solo un 15% se refieren a recuerdos del autor. Y en esos pasajes, me documenté y no me apoye en mi memoria

Nacido en una barriada humilde de San Salvador de Bahía, en una familia de inmigrantes judíos revolucionarios procedentes de Ucrania, Gorender comenzó a estudiar en 1941 la carrera de derecho, cuando ingresó al Partido Comunista Brasileño (PCB). Alentado por su militancia esclarecida, dejó sus estudios y se enroló voluntariamente en la Fuerza Expedicionaria Brasileña (FEB), combatiendo en el frente italiano en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial. De vuelta a su tierra natal, tras la terminación de la contienda bélica, Gorender se convirtió en cuadro profesional del PCB, llegando a figurar en su Comité Central. Por esa época publicó sus primeros trabajos, entre ellos, “Correntes sociológicas no Brasil” (1958).

Después del golpe de estado militar de abril de 1964, que derrocó al gobierno constitucional de Joao Goulart, Gorender abogó por la lucha armada en el seno del PCB, donde integró una facción denominada Corriente Revolucionaria, opuesta a la política de resistencia legal promovida por Luiz Carlos Prestes, su secretario general. Expulsado del PCB en 1967, junto a sus compañeros disidentes Mario Alves y Apolonio de Carvalho, fundó en abril de 1968 el Partido Comunista Brasileño Revolucionario (PCBR) que desde el año siguiente emprendió acciones armadas urbanas. Perseguido por los órganos represivos de la dictadura militar, fue capturado en 1970 y sometido a crueles torturas.

Encarcelado en la Prisión de Tiradentes, comenzó a dar clases a sus compañeros de confinamiento y a escribir una obra sobre el El esclavismo colonial, siguiendo la línea interpretativa abierta por Caio Prado Junior desde los años cuarenta, otro importante historiador comunista brasileño de su generación, quien valoraba a la esclavitud de plantación como parte esencial del capitalismo colonial. En su texto, Gorender esgrimió la tesis sobre la existencia de un modo de producción diferente, que llamó esclavista colonial, terciando en el debate entonces en boga sobre los modos de producción en América Latina.

En los años setenta, tras salir de prisión y ser beneficado después con una amnistía (1979), Gorender pudo dar rienda suelta a sus inquietudes intelectuales. A esta época corresponden sus libros O escravismo colonial.(1978); A burguesia brasileira(1981); Gênese e desenvolvimento do capitalismo no campo brasileiro y el ya mencionadoCombate nas Trevas, ambos editados en 1987, así como numerosos artículos y ensayos de filosofía, política e historia que le valieron en 1999 el prestigioso Premio Juca Pato, concedido por la Unión Brasileña de Escritores. Una de sus últimas obras fueMarxismo sem utopia (1999), donde expuso sus concepciones teóricas antidogmáticas sobre la naturaleza reformista de la clase obrera, criticando el determinismo histórico y revalorizando la importancia de la intelectualidad en la formación de una conciencia revolucionaria.

Publicado en http: INFORME FRACTO.com/Madre América – Brasil. 18 de septiembre de 2019

Publicado por ADHILAC Internacional © www.adhilac.com.ar

Si Ud. desea asociarse de acuerdo a los Estatutos de ADHILAC (ver) complete el siguiente formulario (ver)

E-mail: info@adhilac.com.ar

Twitter: @AdhilacInfo