Diario dominicano LISTIN

  • 110 Historiadores debatirán revoluciones

EL CONGRESO ESTARÁ DIVIDIDO EN 30 MESAS CON TRES SESIONES SIMULTÁNEAS EN FUNGLODE
13 junio de 2011

Abel Guzmán Then
abel.guzman@listindiario.com
Santo Domingo

Evento. Ilustración que promociona el X Encuentro Internacional de la Asociación de Historiadores Latinoamericanos y del Caribe que será inagurado hoy en Bellas Artes y se desarrollará en Funglode.

Ciento diez historiadores de Europa, Asia y América Latina se darán cita desde hoy en Santo Domingo para exponer en el X Encuentro Internacional de la Asociación de Historiadores Latinoamericanos y del Caribe, que será inaugurado esta noche y se desarrollará hasta el viernes 17 de junio.
El acto inaugural de hoy está pautado para las seis de la tarde en el Palacio de Bellas Artes, pero las conferencias, presentaciones de libros, audiovisuales, exposiciones fotográfi cas y debates se realizarán en la sede de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode).

El tema principal de debate del Congreso será “Las revoluciones en la historia de América Latina y el Caribe en el siglo XX”.

Los discursos inaugurales serán del presidente Leonel Fernández y de Sergio Guerra Vilaboy, presidente de la Asociación de Historiadores Latinoamericanos y del Caribe (ADHILAC) y director del Departamento de Historia de la Universidad de La Habana.

Los detalles del congreso fueron dados a conocer en el Desayuno del LISTÍN DIARIO.

Participaron también los directivos de la ADHILAC, Jorge Elías Caro, secretario ejecutivo y profesor de la Universidad de Magdalena, y Luis Céspedes, miembro del comité organizador del Congreso y presidente de la Cátedra Juan Bosch de la Universidad de La Habana.

Treinta mesas
Expusieron que el evento estará dividido en 30 mesas con tres sesiones simultáneas en las tres plantas del edifi cio de Funglode, en donde se tocarán las repercusiones de las revoluciones, el impacto económico, la forma en que se enseñan en las aulas, estudios comparados y los actores sociales que participaron.

“En las ponencias se van a dar enfrentamientos de diferentes matices y opiniones, es muy importante que los historiadores de la región nos reunamos junto a los de la India, Alemania, España que estudian a América Latina, y hay ponencias hasta de la Revolución de Abril de República Dominicana”, expresó Céspedes.

Considera que para la historiografía de la región es importante confrontar esos criterios porque se profundiza el conocimiento y se expanden los puntos de vista que no han sido tocados de diferentes hechos históricos.

“Ahí no vamos a sacar una proclama diciendo que tuvimos de acuerdo con unos congresos tradicionales y un programa de acción ‘todos los reunidos aquí levantamos la mano’, no va a ser así, allí las ideas van a fl orecer, las vamos a tener todas en varios CD y la vamos a hacer circular pero ahí va a estar la opinión de todo el mundo”, enfatizó.

También se abordarán temas sobre las revoluciones “que no triunfaron” como la de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Un tema que será de los más interesantes es el de la Revolución Cubana y su impacto en las selvas argentinas y el movimiento gestado a través del Guevarismo y las revoluciones que se generaron.

La ADHILAC le da importancia a los temas latinoamericanos, por ello ha llegado al punto de abrirse a los “latinoamericanistas no latinoamericanos” de otros países fuera del continente, y se creó una vicepresidencia que representa a las otras áreas del mundo.

EL PROGRAMA DE LOS DEBATES  Entre las conferencias y actividades que se darán este miércoles 15 de junio en el Congreso de la Asociación de Historiadores Latinoamericanos y del Caribe está la presentación de la Enciclopedia Digital del Caribe (EnCaribe.org), a las 8 de la mañana, a cargo de Luis Céspedes Espinosa y Rogelio Rodríguez Coronel.

A las 9 de la mañana en la mesa 1 se debatirá el tema “Las revoluciones en el pensamiento y práctica de Juan Bosch”.

En la mesa 2 se debatirá “La Revolución Sandinista” bajo la coordinación de Rafael Cuevas Molina (Universidad Nacional de Costa Rica).

En la mesa 3, sala 1, el tema será la Revolución Mexicana, que coordinará Arturo Sorhegui D´Mares (Universidad de La Habana- Cuba).

A las 11 de la mañana se tocará la Revolución Cubana en la mesa 4, sala 1, bajo la coordinación de Alejo Maldonado Gallardo, de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo- México.

En la mesa 5, sala 2, se debatirá la segunda parte de la Revolución Mexicana, con la coordinación de Roberto González Arana, de la Universidad del Norte- Colombia.

En la mesa 6, sala 3, el tema será la Revolución Dominicana de 1965 en su primera parte, bajo la conducción de Matías Bosch, de la Fundación Juan Bosch.

A las 4:30 se reanudarán las actividades en la mesa 7, sala 1, con la segunda parte del debate sobre la Revolución Cubana, con la coordinación de Yesenia Martínez García, de la Universidad Nacional de Agricultura, de Honduras.

En la mesa 8 , sala 2, se continuará la tercera parte que coordinará Elizet Payne Iglesias, de la Universidad de Costa Rica.

Siguen los debates en la mesa 9, sala 3, con la segunda parte del tema de la Revolución Dominicana de 1965, con la coordinación de Roberto Cassá, director del Archivo General de la Nación. A las cinco de la tarde en la mesa 10, sala 1, se debatirá La herencia y repercusiones de las revoluciones latinoamericanas y caribeñas del siglo XX, El caso de la Revolución Cubana en el sur del continente, que la corrdinará Felipe Macías Gloria, de la Universidad de Guanajuato, México.

VIAJE
SERGIO GUERRA VILABOY
El presidente de la Asociación de Historiadores Latinoamericanos y del Caribe dijo que conferencistas que vienen al Congreso se autofinancian su viaje, e incluso pagan una inscripción y obtienen sólo el transporte.

TRUNCAS
JORGE ELÍAS CARO
Las revoluciones truncas, o que no triunfaron en sus propósitos serán tema de debate en el X Encuentro de la Asociación de Historiadores Latinoamericanos y el Caribe.

OPINIÓN
LUIS CÉSPEDES
El presidente de la cátedra Juan Bosch de la Universidad de La Habana aseguró que en el Congreso se expresarán todos los puntos de vista sobre las revoluciones latinoamericanas, por lo que “florecerán todas las ideas, no habrá una proclama”.

“Bosch es vital en la historia de AL”
“Juan Bosch es una figura imprescindible en la historiografía de América Latina”, estima el historiador Luis Céspedes, quien preside la Cátedra que lleva el nombre del escritor y político dominicano en la Univesidad de La Habana.

“Es uno de los grandes íconos en nuestra historiografía y política caribeña, y fue el primero en plantear que el Caribe iba más allá de las islas”, dijo.

La figura de Bosch será analizada en el Congreso “Las revoluciones en la historia de América Latina y el Caribe en el siglo XX” que realizará la Asociación de Historiadores Latinoamericanos y del Caribe (ADHILAC) en la sede de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), del 14 al 17 de junio.

En el Congreso se presentará un libro sobre toda la obra de Bosch escrita en Cuba, en dos tomos en los que hay escritos inéditos que fueron recogidos en la prensa cubana de la época.

Una parte de la obra abarca su visión sobre Centroamérica en los años 40, también la cuentística, sus análisis políticos y literarios.

“Ese libro abre con una fotocopia del registro de la fecha de llegada de Bosch a Cuba, para que no se discuta más cuándo llegó a Cuba”, aseveró Sergio Guerra, presidente de ADHILAC.

En el encuentro habrá una mesa que la coordina la Fundación Juan Bosch con el tema “Bosch y su pensamiento sobre la Revolu-  ción”. Las obras de Bosch están siendo debatidas y recopiladas en Colombia.

El X Encuentro Internacional de la ADHILAC es organizado por la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), con el coauspicio de la Academia Dominicana de la Historia, la Cátedra Juan Bosch de la Universidad de La Habana, la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), el Archivo General de la Nación y la Biblioteca Nacional.

http://www.listin.com.do/la-republica/2011/6/13/192032/110-Historiadores-debatiran-revoluciones

  • Descrédito de partidos podría ser detonante

UNA DE LAS CARACTERÍSTICAS DE LAS REVOLUCIONES ES QUE SON COMO LOS TERREMOTOS, PORQUE SE DESATAN CUANDO MENOS SE ESPERAN
14 de junio de 2011

Fernando Quiroz
fernando.quiroz@listindiario.com
Santo Domingo

Directivos de la Asociación de Historiadores de América Latina [Sergio Guerra Vilaboy y Jorge Elías Caro, junto a Luis Céspedes] al ser entrevistados por el director y subdirector del LISTÍN DIARIO, Miguel Franjul y Fabio Cabral; los periodistas Fernando Quiroz y Abel Guzmán Then. También participó Elina María Cruz, de Funglode.

El descrédito de los partidos políticos en América Latina, sumado a la crisis económica y a la corrupción podrían ser los detonantes de movimientos de protestas en la región, contrario a lo sucedido recientemente en países árabes como Egipto y Siria, donde gran parte de la población se ha levantado en contra de sus dictaduras.La reflexión la hace el presidente de la Asociación de Historiadores de Latinoamericanos y del Caribe (ADHILAC), Sergio Guerra Vilaboy, quien advirtió que no hay un mecanismo que resuelva los problemas porque hay un sistema político que se recicla y es corrupto.

La historia da giros sorpresivos, dijo, y precisamente, agregó, una de las características de las revoluciones es que son como los terremotos, porque se desatan cuando menos se esperan.

La ADHILAC realiza en el país desde hoy y hasta el viernes, con el apoyo de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode) el X Congreso Las Revoluciones en la Historia de América Latina y el Caribe en el Siglo XX.

El evento cuenta con el auspicio de la Academia Dominicana de la Historia, la Cátedra Juan Bosch de la Universidad de La Habana y la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Luis Céspedes junto a los directivos de ADHILAC Sergio Guerra Vilaboy y Jorge Elías Caro.

El doctor Guerra Vilaboy, quien es director del Departamento de Historia de la Universidad de La Habana, y premio Casa de las Américas 2010, se refirió a que los movimientos que expresan el descontento de la gente en España son síntomas de algo que está fallando en la clase política, sumado a la crisis económica mundial.

Expuso sus opiniones en el Desayuno de LISTÍN DIARIO junto al profesor Luis Céspedes, miembro coordinador del X Congreso de ADHILAC y presidente de la Cátedra Juan Bosch de la Universidad de La Habana, y a Jorge Elías Caro, secretario ejecutivo de la ADHILAC y profesor de la Universidad del Magdalena, Colombia.

Cree que la historia de América Latina siempre ha sido convulsa, pues se nació de una convulsión, que fue la conquista, hace cinco siglos.  Ve que los primeros diez años del siglo XXI son más agresivos que los primeros diez del siglo XX.

No obstante, resalta que el siglo XX estuvo plagado de revoluciones, que abrió con la mexicana. En muchos países, en los años treinta, hubo muchas revoluciones frustradas.

En 1944 se produjo la revolución guatelmateca, la boliviana en 1952, en 1959 la cubana, en abril de 1965 la dominicana y en 1979 la sandinista, en Nicaragua.

“El tema de las revoluciones, que parecía era cosa del pasado se está poniendo a la orden del día”, dijo Guerra Vilaboy.

Parecidos
El presidente de la ADHILAC observa ciertos parecidos en las revoluciones, mexicanas, cubanas y sandinistas porque surgen contra largas dictaduras: la de Porfirio Díaz, de Fulgencio Batista y la de Anastasio Somoza Debayle.

“Tienen expresión por situaciones sociales tensas, crisis económicas, todo eso mezclado”, precisó Guerra Vilaboy. En algunas es más predominante el componente político, en otras el social-económico, puntualizó, pero sostiene también que a veces se combinan.

Estas revoluciones del siglo XX fueron contra gobiernos entreguistas a los intereses extranjeros por lo que se destaca el elemento nacionalista. Han tenido como base movimientos obreros, estudiantiles, campesinos.

Triunfo
Tradicionalmente se ha medido el triunfo de una revolución en función de que alcancen la toma del poder para hacer los cambios programados.

Asi opinó el profesor Luis Céspedes, miembro coordinador del X Congreso de ADHILAC y presidente de la Cátedra Juan Bosch de la Universidad de La Habana.

Cree que en América Latina se están creando por primera vez movimientos independientes de los norteamericanos.

Sobre las intervenciones dijo que han concitado un repudio en la región. “Una intervención en cualquiera de estos  países concita una solidaridad tremendaÖ cada vez  que nos hemos visto en peligro viene la protesta y entonces se forma un rollo que no es tan fácil…”, puntalizó Céspedes.

¿POR QUÉ EEUU NO INTERVINO A CUBA?
El presidente de la Asociación de Historiadores de América Latina y del Caribe piensa que Cuba no ha sido intervenida militarmente por los Estados Unidos a causa de su revolución, por varios factores.

Primero, dijo Guerra Vilaboy, menospreciaron un poco el proceso revolucionario, pues no le vieron los alcances y profundidad que tenían.
“Y un poco se sorprendieron de la magnitud y por la radicalización del proceso”, agregó.

Los Estados Unidos pensó que podían aplicar la misma receta de Guatemala a Cuba, donde armaron a los enemigos del gobierno y fracturaron el ejército.
En Cuba, explicó, era diferente. Era una revolución que había salido de abajo, que tenía un ejército diferente y al radicalizarse y producir grandes beneficios sociales tenía un respaldo popular muy grande.

Por eso quedó demostrado que la intervención de Bahía de Cochino duró menos de 72 horas para ser derrotada por las fuerzas lideradas por Fidel Castro.
“Eso provocó una crisis prácticamente en los Estados Unidos, la famosa frase del presidente Keneddy: ‘La victoria tiene muchos padres, la derrota es huérfana”, recordó.

Esa situación, añadió, produjo un desconcierto en los Estados Unidos y agudizó el enfrentamiento con Cuba, que culmina con la llamada crisis de los misiles tras la isla buscar alianzar militar con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (Rusia).

Al convertirse en un conflicto de superpotencias, hubo un pacto entre la Unión Soviética y los Estados Unidos. Mientras que el profesor Luis Céspedes cree que uno de los factores esenciales que hacen meditar mucho a los Estados Unidos es el rechazo a las intervenciones que hay en el Caribe y en América Latina.

“Abril” fue una revolución frustrada
La revuelta de abril de 1965 en el país para demandar el reestablecimiento en el poder del presidente constitucional Juan Bosch, derrocado el 25 de septiembre de 1963 por un golpe de Estado, es considerada por el historiador Guerra Vilaboy como una revolución frustrada por la intervención militar de los Estados Unidos.

Sergio Guerra Vilaboy, presidente de la Asociación de Historiadores de América Latina y el Caribe, dijo que se trató de una revolución que nació con contenidos democráticos.

Sostuvo que igual pasó con la Revolución Cubana, que se originó con contenido democrático y social, y que fue la presión de los Estados Unidos que la llevó a un proceso de radicalización vertiginoso.

Asimismo, Estados Unidos intervino, con el temor de que en República Dominicana fuera una “segunda Cuba”, en una revolución que pretendía restablecer la democracia y el gobierno de Juan Bosch.

“Si en Cuba hubieren intervenido, quizás la revolución cubana también sería frustrada”, dijo Guerra Vilaboy.

Objetivos
“Pero su contenido original era una revolución que buscaba fundamentalmente restablecer el régimen democrático, la constitución de 1940 y lograr un mejoramiento social”,  manifestó.

En el congreso, los historiadores tendrán mesas exclusivas para el debate del tema militar de las revoluciones.

Hablarán del concepto teórico de revolución.

Sergio Guerra Vilaboy, presidente de la Asociación de Historiadores de América Latina y el Caribe, dijo que el concepto de revolución se inició en Europa en el siglo XVII, asociado a los astros, no a las ciencias sociales ni a la historia.

listin diario.com

Publicado por ADHILAC Internacional © www.adhilac.com.ar

Si Ud. desea asociarse de acuerdo a los Estatutos de ADHILAC (ver) complete el siguiente formulario (ver)

E-mail: info@adhilac.com.ar

Twitter: @AdhilacInfo