Entrevista al Vicepresidente de ADHILAC Ecuador

Punto Noticias.- Es Doctor en Historia, vicepresidente de la Asociación de Historiadores de América Latina y el Caribe (ADHILAC). Recientemente nombrado Cronista de la Ciudad de Quito. Tiene varios libros publicados; entre ellos: “Insubordinación o Golpe. Ecuador: la trama del 30-S”; “Removiendo el presente. Se trata de nuestro personaje, el reconocido Juan Paz y Miño Cepeda, quien en esta ocasión, deja a un lado su vida académica para contarnos sus vivencias personales desde su acogedor hogar.

Es Doctor en Historia, vicepresidente de la Asociación de Historiadores de América Latina y el Caribe (ADHILAC). Recientemente nombrado Cronista de la Ciudad de Quito. Tiene varios libros publicados; entre ellos: “Insubordinación o Golpe. Ecuador: la trama del 30-S”; “Removiendo el presente. Se trata de nuestro personaje, el reconocido Juan Paz y Miño Cepeda, quien en esta ocasión, deja a un lado su vida académica para contarnos sus vivencias personales desde su acogedor hogar.

Al entrar a su domicilio, llama la atención una vieja máquina de escribir. Juan cuenta que este objeto data del año 1.950 y dice que con él su padre, el recordado periodista ícono Juan José Paz y Miño Cevallos, escribió notas acerca del acontecer nacional de medio siglo.

“El ser el cronista de Quito, conlleva muchas responsabilidades ya que preservar la historia de la capital no es fácil; no es labor de una sola persona”, expresa Juan al mismo tiempo que hace un llamado a los demás historiadores del país para que se sumen en este enriquecedor trabajo.

Juan realizó sus estudios en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), en la carrera de derecho. Posteriormente, obtuvo su doctorado en Historia. Afirma que se inclinó hacia las ciencias sociales por la influencia de sus padres. “Siempre viví en un ambiente intelectual y cultural”. Con cierta nostalgia, dice que él y su padre gustaban de la política “manteníamos largas y enriquecedoras conversaciones”.

Recuerda que en su juventud, escritos como los del filósofo Hegel, fueron sus preferidos. De allí, afloró su emoción por descubrir el misterio de la filosofía e historia. Hoy en día, Juan asegura que mantiene una postura política que rompe con los parámetros tradicionales: “El juego, la confrontación de grupos, de estamentos con visiones estructurales; enfatizar en los procesos políticos y explicar la individualidad en función de los grupos sociales es mi enfoque”.

A pesar de mantener una profesión ardua y longeva, como él la define, Juan no descuida a su familia que está conformada por su esposa Alicia y sus dos hijos Juan José y Carlos.

Producto del esfuerzo y la buena educación de su padre, Juan José (el hijo mayor), vive en Italia, es arquitecto y campeón internacional de esgrima. Carlos, también es un exitoso arquitecto. Ambos, orgullo de sus progenitores y de la familia Paz y Miño.

“Tengo una familia encantadora, no sólo porque nos llevamos bien; sino porque tenemos una convivencia enriquecedora. Estamos en la casa del uno y del otro”, lo dice entre sonrisas a la vez que comenta que sus padres se pusieron deacuerdo para tener seis hijos alternados: Lucía, Juan, Isabel, César, María Eugenia, Guillermo. “Todos son profesionales y la mayoría se inclinaron por las ciencias sociales como mi padre”, indica el historiador.

Entre risas y recuerdos, una llamada telefónica lo sorprende y se escucha: “Eres una persona que ha compartido su amistad e investigaciones con América Latina. Te mando un abrazo desde la distancia”, expresa desde el Argentina “su amiga y casi hermana”, Carolina Crisorio. También, desde tierras lejanas (Italia) su hijo Juan José, saluda a su padre y cierra la llamada deseándole sus mejores deseos para esta Navidad. (AJ)

Fuente: Punto Noticias –   Periódico Digital Pichincha Universal (Ver)

El personaje de la semana (Ver)

Paz y Miño Cepeda: “Ser cronista de Quito conlleva mucha responsabilidad” (Ver)