Uruguay calificó de «amenaza latente» la militarización de Malvinas

Izquierda: «Malvinas» Delfina «Pila» Juárez (1917-2010). Detalle.

Buenos Aires. 4 de mayo de 2014.

Contra la presencia británica

El gobierno uruguayo se sumó al planteo argentino en rechazo al despliegue de tropas del Reino Unido en las islas. Advirtió que “incide negativamente en el Atlántico Sur como zona de paz y de cooperación”. Daniel Filmus agradeció el apoyo.

El gobierno de Uruguay calificó la presencia británica en las Islas Malvinas como una “amenaza latente”. Así lo manifestó en un comunicado el Ministerio de Defensa de ese país, como adelanto de un documento que será presentado a la prensa la próxima semana. El planteo de la administración de José Mujica se suma al del gobierno argentino, que a través de distintos funcionarios salió esta semana a rechazar la militarización del Atlántico Sur. El secretario de Asuntos Relativos a las islas Malvinas, Daniel Filmus agradeció a Uruguay por la demostración de apoyo.

El documento difundido por el gobierno de Mujica se titula “Un Uruguay integrado a la región y abierto al mundo”. De sus 42 páginas, sólo se conoció un avance publicado por el diario La República, de Montevideo, relacionado con Malvinas. Allí se sostiene que el enclave colonial en el Atlántico Sur “afecta la zona oceánica, donde naturalmente se producen las comunicaciones y la actividad económica marítima del país”. Por este motivo, el gobierno uruguayo lo considera como amenaza, ya que “incide negativamente en el Atlántico Sur como zona de paz y de cooperación”.

Por otra parte, el Ministerio de Defensa de Uruguay advirtió sobre una segunda amenaza, al referirse al “agravamiento de posibles conflictos fronterizos entre países de la región”, y agregó que esto genera “carreras armamentísticas contrarias al desarrollo y pone en peligro la confianza mutua”. También identificó como “obstáculos” a la defensa nacional los “hechos provocados por el medio ambiente, pandemias, actos terroristas, inestabilidad democrática en la región, actos de espionaje, ataques cibernéticos, e intentos de apropiación de recursos naturales”.

Daniel Filmus manifestó su agradecimiento al gobierno y pueblo uruguayos. En diálogo con Página/12, el secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas señaló que de todas maneras no le sorprende esta postura del gobierno de Mujica. Al respecto, contó que “está en la misma línea de lo conversado en la reunión que tuve con el canciller uruguayo (Luis Almagro) hace dos semanas”, y que además “todo el pueblo latinoamericano se ha mostrado a favor de nuestro país en el reclamo por la soberanía de las islas Malvinas y comparte la preocupación profunda por la instalación de una base militar desmesurada”.

Filmus también remarcó la importancia de que “por primera vez contamos con organismos institucionales propios, como Mercosur o Unasur, para la resolución de los conflictos regionales, sin necesidad de recurrir a las potencias internacionales”. “Esta misma posibilidad se da cuando hay atentados a la democracia al interior de los países”, añadió el funcionario y puso como ejemplo los intentos golpistas a Ecuador y Paraguay.

El pasado viernes, el ex ministro de Educación salió al cruce de las declaraciones del ministro de Relaciones Exteriores con Latinoamérica en Gran Bretaña, Hugo Swire. El británico había afirmado que la presencia en Malvinas es “puramente defensiva”, a lo que Filmus respondió que “ni la magnitud de las fuerzas apostadas en el archipiélago, ni la relevancia estratégica de las islas en el despliegue de poder global de Reino Unido se condicen con pretensiones defensivas”.

No fue Filmus el único que marcó su postura sobre la militarización del archipiélago. Durante la semana hicieron lo propio el ministro de Defensa, Agustín Rossi, y el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez. Ambos aprovecharon la ocasión del acto en conmemoración por los 323 caídos en el hundimiento del Crucero General Belgrano, durante la guerra de Malvinas. El ministro señaló que se trata de una situación de “colonialismo inadmisible e injustificado” y expresó su preocupación por la militarización de las islas. “Es imperiosa la necesidad de cuidar de nuestros recursos naturales, que los británicos están poniendo en riesgo con estas maniobras”, concluyó. Domínguez rechazó los recientes ejercicios militares llevados a cabo en las islas, y afirmó que “en nombre de los caídos, las Malvinas tienen que volver a ser argentinas”.

Informe: Cecilia Camarano.

Fuente: Página 12. www.pagina12.com.ar

Publicado por ADHILAC Internacional © www.adhilac.com.ar

Si Ud. desea asociarse de acuerdo a los Estatutos de ADHILAC (ver) complete el formulario correspondiente (ver)

E-mail: info@adhilac.com.ar

Twitter: @AdhilacInfo