Saltar al contenido

BIENVENIDOS A ADHILAC – info@adhilac.com.ar – Twitter @AdhilacInfo –

Archivo

Etiqueta: Historiografía

Por Sergio Guerra Vilaboy

Crónica de la vida apasionada del periodista e intelectual Enrique de la Osa, cuya trayectoria revolucionaria fue reconocida en 1992 con el Premio Nacional de Periodismo José Martí por su compromiso con la verdad y la Revolución cubana.

continúe leyendo…

Por Sergio Guerra Vilaboy

Sentida semblanza de Otto Morales Benítez, destacado jurista, escritor, periodista, y político colombiano cuya obra escrita contribuye al conocimiento de la realidad latinoamericana. Anticipar la conmemoración del centenario de su natalicio con estas líneas, no es sino una forma de honrar desde siempre a tan ameritado maestro.

continúe leyendo…

Por Sergio Guerra Vilaboy

El cubano Francisco Pividal Padrón (1916-1997) fue el primer presidente de la Asociación de Historiadores Latinoamericanos y del Caribe (ADHILAC), fundada en 1974 en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) por un Comité Gestor encabezado por el profesor mexicano Alfonso García Ruíz. Elegido en ese cargo por un congreso en Quito (1981), Pividal imprimió un gran impulsó a la organización continental de historiadores, tal como fue reconocido en el encuentro internacional de ADHILAC en Sao Paulo cuando entregó la presidencia al ecuatoriano Jorge Núñez (1990).

continúe leyendo…

Por Sergio Guerra Vilaboy

Precursor de la antropología en Venezuela y fundador de la Comisión Nacional Indigenista y cofundador de la revista Archivos Venezolanos de Folklore, Miguel Acosta Saignes es una de las figuras fundamentales de los estudios culturales y de la etnohistoria en su país y en América Latina y el Caribe.

continúe leyendo…

Por Sergio Guerra Vilaboy

A principios de 2008 recibí el encargo del entonces presidente de la República Dominicana, Leonel Fernández, de organizar un evento internacional en Santo Domingo sobre el bicentenario de la expulsión de los franceses de ese territorio. Para ello necesitaba la colaboración de un historiador dominicano y para mi satisfacción me propuso a Emilio Cordero Michel, que había sido su profesor y era un viejo amigo. Gracias a su colaboración como presidente de la Academia Dominicana de la Historia (2007-2010) pudimos desarrollar en octubre de ese año el coloquio internacional: Repensar la Independencia desde el Caribe en el bicentenario de la revolución española, 1808-2008. Varios meses después tuve también la grata encomienda del propio presidente Fernández de organizar con Cordero Michel, en 2010, un evento dedicado a Las Relaciones de Estados Unidos con el gran Caribe (1870-1945).

continúe leyendo…

Por Sergio Guerra Vilaboy

A fines del año pasado, compartiendo con algunos profesores en la Universidad de Los Lagos en Chile, me preguntaron si había conocido a Luis Vitale (1927-2010), destacado historiador y político nacido en Villa Maza, Argentina. La primera que vez que me tropecé con su nombre fue leyendo la revista cubana Pensamiento Crítico donde se reproducía un polémico artículo suyo titulado “América Latina, ¿feudal o capitalista?” (1966), dedicado al tema de los modos de producción. Después revisé los tres primeros tomos de su novedoso libro Interpretación Marxista de la Historia de Chile –en total editó ocho volúmenes entre 1967 y 2000-, obra que utilice cuando con Alberto Prieto y Omar Díaz de Arce elaborábamos un texto para Casa de las Américas sobre la historia de los países surandinos publicado en 1977.

continúe leyendo…

Por Sergio Guerra Vilaboy

Hace unos pocos días, el pasado 15 de julio, falleció en Santo Domingo el destacado intelectual y político dominicano Hugo Tolentino Dipp (1930-2019). En 1976 la revista Casa de las América publicó un comentario mío sobre su enjundioso libro Raza e historia en Santo Domingo. Los orígenes del prejuicio racial en América editado dos años antes. La obra formaba parte de su proyecto de investigación titulado “Santo Domingo, una Isla y dos prejuicios”, dirigida a analizar las causas históricas de la discriminación racial implantada en la Isla por los españoles contra los aborígenes y los negros traídos de África. A esa altura, Tolentino ya había publicado La raza y la cultura en la idea de lo nacional en Américo Lugo (1967) y Fenómeno racial en Haití y en la República Dominicana (1973), además de Orígenes, vicisitudes y porvenir de la nacionalidad dominicana (1963); Perfil nacionalista de Gregorio Luperón (1963) –que obtuvo reconocimiento de la Academia Dominicana de la Historia- y La traición de Pedro Santana (1968), libro que le valió en 1976 el Premio Nacional de Historia de su país.

continúe leyendo…

Por Sergio Guerra Vilaboy

La mayor parte de la producción intelectual del destacadísimo sociólogo y economista haitiano Gérard Pierre Charles (1935-2004) estuvo dedicada al estudio del Caribe y de Haití, su atribulada patria, donde desde muy joven, pese a las limitaciones impuestas por la poliomielitis que lo atacó de niño, se involucró en la lucha sindical contra la dictadura duvalierista. Bajo el impacto del triunfo de la Revolución Cubana se radicalizó e ingreso en el Partido de Entente Popular, de orientación marxista.

continúe leyendo…

Por Sergio Guerra Vilaboy

Por Sergio Guerra Vilaboy

Ya había leído algunos de los sugerentes textos del profesor alemán Manfred Kossok (1930-1993), entre ellos El Virreynato del Río de la Plata. Su estructura económica y social (1959), cuando lo recibí en 1978 durante su primera visita a Cuba. Radicado en Leipzig (Alemania Oriental) después de terminada la Segunda Guerra Mundial, se especializó en temas de la historia comparada de América Latina, compulsado por su maestro Walter Markov, línea que reafirmó en posteriores estudios en Colonia bajo la orientación del conocido latinoamericanista Richard Konetzke.

continúe leyendo…

Por Sergio Guerra Vilaboy

Vi por última vez al destacado historiador venezolano Federico Brito Figueroa (1921-2000) en su apartamento, situado en un alto edificio de Caracas, un año antes de su muerte, en abril de 1999. Pasé a saludarle acompañado por Carlos Oliva, entonces al frente de la inexplicablemente desaparecida Asociación por la Unidad de Nuestra América (AUNA), y guiado por mi entrañable amigo Arístides Medina Rubio, quien dirigía el Instituto de Estudios Hispanoamericanos de la Universidad Central de Venezuela. Brito acababa de ser nombrado por el presidente Hugo Chávez Rector de la Universidad José María Vargas y fuimos a felicitarlo. Recuerdo que hicimos un aparte, pues deseaba mandarle un mensaje privado al entonces embajador cubano Germán Sánchez, que trasmití en persona al día siguiente.

continúe leyendo…

perfectwatches.cn