Por Sergio Guerra Vilaboy

Semblanza de un veracruzano universal, historiador bien querido, amigo y singular intelectual de Nuestra América cuya presencia irradiaba optimismo y una fidelidad a toda prueba.

Feliciano J. García Aguirre (1948-2013) no fue sólo un sobresaliente historiador y profesor veracruzano, sino también extraordinario amigo. En la segunda mitad de los ochenta, Feliciano llegó a La Habana atraído por su devoción sin límites por la Revolución Cubana, con una beca para hacer su doctorado en economía. Una mañana se me presentó inesperadamente en el antiguo Departamento de Historia de América, para solicitar permiso para asistir a algunas clases de nuestra especialización en Historia Latinoamericana, participando después en todos los cursos que ofrecíamos.

continúe leyendo…