El compromiso en el arte

Carolina Crisorio

Izquierda: Civilización  Occidental y Cristiana. León Ferrari. 1965.

Nacido en Buenos Aires, Argentina, en 1920. Entre 1938 y 1945 estudia ingeniería en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires. En esos años comienza su labor creadora con dibujos y pinturas.

Tras viajar a Italia por motivos familiares trabajó en la fabricación de películas cinematográficas en un estudio para el Banco Industrial de Roma (1953). En 1954 se inició en la cerámica y escultura con la guía del artesano siciliano Salvatore Meli. Poco  después comenzó a exponer sus obras en Italia y la Argentina, a la que regresó en 1955. Su labor creativa, atravesó la música, la cinematografía (La primera fundación de Buenos Aires) y la escritura. En su página oficial sostiene que Palabras ajenas (1967), fueron

“Conversaciones de Dios con algunos hombres y de algunos hombres con algunos hombres y con Dios” (1)

 

Izquierda: Escultura sonora en Tecnópolis. Provincia de Buenos Aires.

 

Hacia 1975 mientras que en su labor creativa vuelve a utilizar el dibujo como medio de expresión, su compromiso político hace que forme parte del Foro por los Derechos Humanos y del Movimiento contra la Represión y la Tortura. Tras el golpe de Estado de 1976 en la Argentina se exilia en Brasil radicándose poco después en Sao Paulo donde se dedica plenamente al arte. En 1991 regresa definitivamente a la Argentina.

Su producción podía ser provocativa como la serie de obras confeccionadas con excremento de aves que fueron expuestas en  el Museo de Arte Moderno de Sao Paulo (1985). En ella se ve una jaula con dos palomas que defecan sobre El Juicio final de Miguel Ángel.(2)

Su obra altamente comprometida sufrió censura y persecución. En 1965

“Envía al Premio Di Tella tres cajas y un montaje de dos metros de altura, que reunían la reproducción de un bombardero norteamericano con un Cristo de santería titulado La civilización occidental y cristiana. Romero Brest, director del Centro de Artes Visuales del ITDT le pide que retire el Cristo (cuya maqueta se reproduce en el catálogo) y sólo se exponen las otras tres cajas”(3)

Cuando en 2004 se organiza la muestra: León Ferrari. Retrospectiva. Obras 1954-2004

“junto a sus trabajos más destacados. La Asociación Cristo Sacerdote, al sentirse ofendida por la muestra, presentó una acción de amparo, dando lugar al fallo “Asociación Cristo Sacerdote c/ GCBA s/ Otros procesos incidentales”.” (4)

Como también señala el diario Página 12, luego de  La civilización occidental y cristiana

“ continuó realizando obras políticas presentadas en exposiciones colectivas, como “Homenaje a Vietnam” (l966), “Tucumán arde” (1968) y “Malvenido Rockefeller” (1969), entre otras. En 1976, recopiló un grupo de noticias sobre la represión de la dictadura militar que publicó con el título de “Nosotros no sabíamos”, frase que una parte de la ciudadanía argentina utilizó frente a las pruebas de la tortura y de los centros de detención.” (5)

Cuando fallece el 25 de julio de 2013 el dibujante argentino Manuel Rep sostiene:

“El arte sirve, ése es el caso de León, él es el que agita las aguas, él siempre fue un agitador con belleza”, enfatiza el dibujante.”

“León tuvo “una vida combativa, un arte no complaciente, un pensamiento permanente, tuvo una mirada pícara, un fulgor entre nosotros. Fue también el más grande artista contemporáneo argentino, con una vida larga, dura, llena de pruebas, fracasos, dolor y coronada con justicia, con el reconocimiento nacional e internacional”, expresó Rep a lo largo de la entrevista.”

“León Ferrari es la corporización: su vida, desde que nació hasta que murió, es la historia argentina, la más dolorosa y la puso  en su cuerpo. Pasó por todo tipo de prohibiciones, de aprendizajes artesanos, de estudios universitarios, y por supuesto: coronar con su hijo desaparecido y su exilio en Brasil”, resume Rep.

“Él llevaba todo eso en su cuerpo: desaparición, exilio, muerte, amigos muertos, combate, belleza, pero siempre ganó la belleza y el humor. Se fue un hacedor de luz”. (6)

Para el diario Tiempo Argentino:

“El provocador artista plástico conceptual León Ferrari murió hoy a los 92 años de edad.”

“Dentro de su obra, la religión, la intolerancia y los derechos humanos ocuparon un lugar central. Mucha de la polémica que generó Ferrari a lo largo de su carrera fue por utilizar la iconografía religiosa, sobre todo católica, como parte de sus trabajos.”(7)

El conservador diario La nación tituló su despedida

“Murió el reconocido artista León Ferrari. Tenía 92 años; sus provocativas obras en torno a la guerra, la religión, el poder y el sexo dieron que hablar en todo el mundo” (8)

También recuerda que

“En el año 2000 expuso en el Instituto de Cooperación Iberoamericana la muestra Infiernos e idolatrías , contra las torturas humanas y divinas. Las reacciones de grupos católicos no tardaron en llegar: quejas, rezos del rosario en la puerta del lugar y granada de gas lacrimógeno.”

“A fines de 2004, una retrospectiva suya en el Centro Cultural Recoleta levantó polvareda. Las obras jugaban con la iconografía cristiana: el famoso Cristo crucificado sobre un avión bombardero estadounidense o estatuillas de la Virgen encerradas dentro de frascos de vidrio.” (9)

Entre otros premios León Ferrari recibió el León de Oro de la 52° Bienal de Venecia (2007); el Premio al Mejor Artista Internacional vivo en la Feria de Arte Contemporáneo de Madrid ARCO (2010) y el KONEX de Brillante en Arte Conceptual: Quinquenio 2002 – 2006 (2012).

 

 

 

Una multitud despidió a León Ferrari

El adiós a un artista eterno

27 de julio de 2013

Los restos del artista plástico León Ferrari fueron despedidos ayer en el Cementerio de la Chacarita por una multitud de familiares y amigos. En la ceremonia, donde se encontraba Alicia Barros Castro, con quien Ferrari estaba casado desde 1946, se recordó también a Ariel Adrián Ferrari, su hijo desaparecido por la última dictadura militar, y se colocó una foto suya junto a los restos de su padre, en el Mausoleo Augusto C. Ferrari y Familia. “Este abrazo es para vos León y para vos Alicia, para esta hermosa familia que tienen. Este es el abrazo fuerte de todas las Madres de Plaza de Mayo”, dijo a modo de homenaje Taty Almeida, Madre de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, y expresó: “Nos conocimos porque tenemos algo muy especial en común; Ariel y los 30 mil están acá, están diciendo ‘chau’, están diciendo ‘León no se ha ido, siempre va a estar con no-sotros’”. Por su parte, el director del Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, Eduardo Jozami, contó: “Conocí a León en la década del ’60 por amigos en común, pero sobre todo por la vida política. En esos años, él era un amigo muy solidario, alguien que creía que lo importante era lo que estábamos haciendo nosotros”. El periodista de Página/12, Luis Bruschtein, a su turno, muy conmovido, dijo: “Nunca pensé que me iba a tocar hablar en esta circunstancia, porque siempre pensé que León era eterno. Recuerdo que íbamos con mis hermanos a verlo a su casa de Castelar, cuando éramos adolescentes. León fue un verdadero maestro, alguien que siempre estuvo ahí. Era un abridor de ventanas”. Por último, una vocera de la Fundación Augusto y León Ferrari leyó: “León, nos sorprendiste y nos llenaste de ganas de seguir adelante, nos enseñaste que en esta vida todo es posible. Además de toda tu obra, creaste una manera de ver definitiva en que la muerte sólo afirma que la vida es infinita. Te vas en paz y lleno de vida, vas a estar para siempre en nosotros, en nuestros hijos y nietos”.

Fuente: Página 12. www.pagina12.com.ar

 

Publicado por ADHILAC Internacional © www.adhilac.com.ar

Si Ud. desea asociarse de acuerdo a los Estatutos de ADHILAC (ver) complete el formulario correspondiente (ver)

E-mail: info@adhilac.com.ar

Twitter: @AdhilacInfo