Sergio Guerra Vilaboy

La frase que titula esta nota no es de Carlos Marx, quien la uso en sus artículos y cartas sobre la cuestión nacional irlandesa y fue repetida después por Federico Engels y Vladimir I. Lenin. En realidad, es de Dionisio Uchu Inca Yupanqui, quien la pronunció en 1810 al cerrar su discurso en las Cortes de Cádiz como diputado suplente por el Virreinato del Perú. Fue el único indígena en ese foro, donde se proclamó representante del “imperio de los quechuas, al que la naturaleza me ligó con altas relaciones”.

continúe leyendo…