10 de enero de 1830

Al señor general don José María Paz:

Mendoza, Enero 10 de 1830. El general que firma ha creído indispensable en esta ocasión dirigirse al único o al principal que aún está con las armas en las manos sosteniendo una guerra que provocaron a las provincias unos jefes, entre cuya nomenclatura se registra muy principalmente el general a quien es dirigida la presente nota.

Sea dado al general que firma hacer una pequeña digresión a su principal objeto, para recordar en secreto y como en la confianza de pueblos de una misma familia, los males de ella misma y a que el decoro nacional aconseja no dar un manifiesto, que más bien sería la historia de nuestros errores que la justificación de uno de los partidos que se chocan. continúe leyendo…